Gelato al pistacchio

Hace un año, dije sin pensar que mi helado favorito era el de pistacho. La verdad que nunca me había planteado seriamente cual era mi helado favorito, pero la persona que me hizo la pregunta parecía ansiosa por recibir una respuesta por mi parte, así que elegí uno de los que más me gustaban. Creo que me daba miedo etiquetar como favorito un helado. ¿Qué tontería verdad? No, no es ninguna tontería. Cada detalle, por más simple que parezca, es un reflejo de nuestros yos más profundos.

Ahora, reflexionando sobre ello y después de todo lo vivido los dos últimos meses de 2017, puedo observar como era un reflejo de mi miedo a etiquetarme en una sola cosa sin posibilidad de cambio. Era la sensación de comprometerme para siempre con algo, sintiendo que aún necesitaba explorar otros algos para asegurarme que ese algo era el que me hacía sentir bien y el que encajaba conmigo.

Durante mucho tiempo he vivido con ese miedo y esa ansiedad de tener que dar ya una respuesta de quien soy y que quiero. Pero descubrir quien soy, no es algo que haya descubierto en dos días. Ha sido un camino largo que sigue hasta el infinito, pero que por fin está lleno de luz y claridad, gracias a mi constancia.

Es un camino que no se nos enseña en la escuela, al menos no en las que yo he ido. Se fomenta el aprender lo exterior, aprender lo que se supone que necesitamos para la vida. Se nos exige que sepamos contestar que queremos ser de mayores sin ni siquiera prestar atención a lo que somos en ese preciso presente. Siempre mirando al futuro, cuando todo está y és en el presente. Esto quizás sirva a algunas personas. A mi personalmente no me sirvió. Me sirvió y me sirve: probar, experimentar, meditar, encontrar el sentido de las cosas sin que la respuesta sea: esto es sí porque sí o no porque no.

Yo necesitaba entrar dentro de mí para conectar con ese compromiso, con esa elección. Y cuando lo he conseguido, he encontrado la libertad, la libertad de no sentirme culpable por cambiar. Porque todo cambia. Todo excepto la esencia verdadera. Y cuando he conectado con esa esencia, todo puede cambiar fuera, mientras todo se mantiene dentro. Yo permito los cambios siendo observadora, pero al mismo tiempo me mantengo firme desde lo mas profundo de mi ser.

Esto me ha permitido poder decir que mi helado favorito es el de pistacho con una gran sonrisa en mi alma, porque sé que si algún día el helado de pistacho deja de ser mi helado favorito, no voy a sentir que he roto un compromiso. Porque el verdadero compromiso conmigo misma es mucho más profundo, no es algo tangible. Al mismo tiempo sé que al romper con el miedo, he roto la resistencia, y por tanto es más fácil mantenerme constante en mi elección, en mi compromiso con el helado. Ha desaparecido mi miedo a perderlo, mi necesidad de controlarlo.

Como todo, mi analogía es dual, los extremos se tocan y el equilibrio es la respuesta.

Hoy después de un año, estoy de nuevo en Italia con un helado de pistacho en la mano y sintiéndome la persona más afortunada del mundo.

¿Se puede ser más feliz que cuando valoras y agradeces cada segundo de tu vida? Para mí es la clave.

Me siento muy afortunada.
¡Gracias por un día maravilloso Deb!

¡Gracias vida!

Collita dos mil desset

Que m’emporte de la collita del dos mil desset?

VALENTIA: la de seguir el meu instint a pesar de les resistències, les pors, els paradigmes…

RISC: botar al precipici, aconseguir obrir les ales i volar sense límits.

MÀGIA: descobrir i reconéixer que els contes de fades, bruixes, llum i obscuritat són molt més reals del que pensava.

LLIBERTAT: la verdadera, la que no es troba per anar més lluny. La que es troba al meu interior. La que ha estat sempre cridant-me a ple pulmó.

TRANSPARÈNCIA: eixa que vaig mostrar fa un mes a Castelló. Quedant-me noeta en l’escenari sense cap tipus de guió.

APERTURA: la d’obrir el mar de les emocions a tot aquell que m’escolta amb comprensió.

CONFIANÇA: la que equival a tombar-me en un mar daurat deixant que em porte on siga que he d’anar.

AMOR SENSE CONDICIONS: estimar amb mirades, estimar amb el cor, acariciar sense esperar la carícia tornar. Donar sense esperar que tornen a la mateixa hora i en el mateix estat. Donar sense expectatives. Donar i sentir que si l’altra persona accepta i està oberta a rebre, jo ja estic rebent. Automàticament passa també al revés. Ja no tinc por a rebre, permet que l’altra persona em done sense condicions.

COMPROMÍS: compromís amb mi mateixa. Compromís amb tu. Compromís amb el món. Compromís amb el tot.

GRATITUD: la llavor que plante a cada segon a cada racó del meu món.

Que vull en dos mil dihuit?

Seguir sembrant, seguir cuidant, seguir cresquen, seguir recollint.

VOS DESITGE TOT AÇÓ I MÉS!!!! Vos desitge tot alló que la vostra essència verdadera necesite per brillar cada dia amb més força!!!!

Gràcies Vida!

Gràcies a tots els éssers vius que feu que cada dia la meua collita siga més abundant, més rica i més generosa!

Pasta y panettone

Se puede aprender geografía en una clase. Se puede aprender historia en un libro. Se puede aprender italiano con un profesor. Se puede aprender inglés viendo una película… O se puede aprender todas estas cosas y muchas más, conversando con una amiga y su familia entre pasta y panettone.

El mundo no cabe en una clase. El universo no cabe en un solo libro. Mi pasión por aprender no se encuentra en un título universitario. Mi amor por las personas no lo califica una nota. Mi esencia no es etiquetable. Mi ego no se disuelve mirando hacia fuera.

Este es mi mundo. Esta soy yo. Y no soy distinta de quien eres, ni mi mundo es tan diferente del tuyo mi amor.

Grazie mille Vita!

Grazie mille Deborah, Fiorello, Loredana!

Caterina

Cine, respeto, amor y autoestima

IMG_20171130_141624357

Hoy he tenido la magnífica oportunidad de trabajar con Cinema’s Cool en un taller de cine y acoso escolar en la filmoteca de valencia. Hemos trabajado con adolescentes de diferentes institutos.

Me he sentido súper llena transmitiendo y compartiendo valores, explorando emociones, hablando sobre vulnerabilidad… Reflexionando sobre qué somos los seres humanos, dónde están nuestros límites (si los hay…), dónde acaba nuestra libertad y empieza la del otro, cuales son los factores que nos condicionan… 

He aprendido tanto… He podido compartir tanto… Que no puedo expresarlo en palabras. Me siento llena de gratitud hacia ellxs por abrirse, por permitirme abrirme y descubrirme y descubrir al mundo un poco más.

Espero haber plantado una semillita dentro de ellxs para que independientemente de lo que hagan en sus vidas, al menos tengan un pedazo más de respeto, amor y autoestima.

¡Muchísimas gracias Álex!
¡Gracias por vuestra confianza Cinema’s Cool!
Gracias por una experiencia tan enriquecedora.

Gracias, gracias, gracias 😊😊😊

IMG_20171130_133033041

PD: ¿Qué es vulnerabilidad para vosotros/as? Para ellos/as en un principio era igual a ser débil… Ha sido precioso que saliera este tema y poder transmitir que todos/as somos vulnerables, otra cosa es que nos permitamos serlo, mostrarlo o por el contrario lo esconderlo… Creo que no solo los adolescentes con los que he compartido la mañana piensan que ser vulnerable equivale a ser débil. ¿Dónde se nos enseña que está permitido ser vulnerable? ¿Dónde se nos recuerda que está permitido llorar en cualquier espacio? ¿Por qué tenemos que escondernos para hacer el amor y llorar? Ya se lo preguntaba John Lennon…. Y yo aparte de preguntármelo, intento permitirme ser vulnerable cada vez en más lugares y por tanto mostrar que permitirnos ser vulnerables puede llevarnos a encontrar nuestra valentía más escondida.

Desandando

Desandar

A veces hay que desandar lo andado

Porque quizás, y solo quizás

Se andó para ser reandado.

A veces hay que quitar lo puesto

Porque quizás, y solo quizás

Se puso para ser quitado

A veces hay que borrar lo expuesto

Porque quizás, y solo quizás

Se expuso para ser borrado.

¿A dónde voy?

Quizás y solo quizás

No voy a ningún lado

Todo está aquí, todo es ahora.

Caterina.